Salud y bienestar

Cómo Se Convirtió La Música De Ballet En Música Clásica

Por Ryan Spooner

El mundo de la música clásica es amplio. A pesar de su amplitud, nuestro enfoque en lo que constituye el canon de lo clásico tiende a ser estrecho. Vemos las sinfonías, óperas, conciertos, y música de cámara de maestros como Beethoven, Brahms y Mahler como las obras maestras del género. Sin embargo, algunas de las piezas de música clásica más reconocibles provienen de otros lugares. El Ballet es uno de esos lugares.

Actualmente, vemos la música creada para ballets de compositores como Tchaikovsky y Stravinsky como obras maestras, pero antes de ellos, la música de ballet era vista como inadecuada para los maestros sinfónicos.

He aquí la historia de cómo la música de ballet pasó de una ocurrencia tardía a una forma de arte - a música clásica que pudo ser apreciada, incluso cuando no había nadie bailando.

Una Breve Historia Del Ballet

El ballet se originó durante el Renacimiento Italiano en los siglos quince y dieciséis. Gracias a la influencia de Catherine de’ Medici, una dama de la nobleza italiana quien se casó con el Rey Henry II, se extendió a Francia, donde se desarrolló aún más. Los bailarines en estos primeros ballets de la corte eran mayormente novatos nobles, no los profesionales con los que estamos familiarizados hoy en día.

La profesionalización de los bailarines de ballet ocurrió bajo el reinado del Rey Louis XIV. Louis fundó la Académie Royale de Danse (Academia Real de Danza) en 1661, para establecer estándares y certificar a instructores de baile.

Durante la mayor parte de su historia temprana, el rol de la música en el ballet fue secundario, con el énfasis principal en el baile. La música era simplemente una compilación de música de baile de salón. Los compositores “serios” eran aquellos que componían sinfonías; los compositores de ballet eran vistos como mucho menos importantes o talentosos que sus iguales.

El Compositor Revolucionario del Ballet

Nadie hizo avanzar la música de ballet como Pyotr Ilyich Tchaikovsky (1840-1896). Antes de Tchaikovsky, componer para ballet se consideraba que estaba separado de las sinfonías. La música de ballet era mucho más directa y fácil de bailar, mayormente creada como un acompañamiento para los bailes. El Lago de los Cisnes de Tchaikovsky revolucionó la composición para ballet; fue la primera partitura creada por un compositor sinfónico.

Inspirado por la innovación de Tchaikovsky, la composición para ballet se volvió más compleja, con la música volviéndose una parte de la actuación por derecho propio. A finales del siglo 19, Marius Petipa, un coreógrafo y bailarín de ballet francés, colaboró con Tchaikovsky en la creación de los ballets La Bella Durmiente y El Cascanueces e incluso ayudó a revisar El Lago de los Cisnes después de la muerte de Tchaikovsky.

La Música de Ballet, a la Manera de Stravinksy

Igor Stravinsky (1882-1971) fue un compositor nacido en Rusia y uno de los más influyentes contribuidores a la música del siglo 20. Alrededor de los 8 años de edad, Stravinsky asistió a una actuación del ballet de Tchaikovsky La Bella Durmiente. Afortunadamente para nosotros, esto comenzó un interés en los ballets de por vida.

Aunque tuvo una larga carrera con una diversidad de estilos, fue la música de ballet la que lo ayudó a lograr la fama internacional. Estos tres ballets, El Pájaro de Fuego (1910), Petrushka (1911), y La Consagración de la Primavera (1913), transformaron cómo pensaban los subsecuentes compositores acerca de la estructura rítmica y le ganaron a Stravinsky una reputación como un músico revolucionario que expandió los límites del diseño musical.

Los Beneficios de la Música de Ballet

Escuchar música tiene muchos beneficios psicológicos. No sólo estimula el centro de placer y recompensa en la corteza orbitofrontal, justo detrás de los ojos, también activa el cerebelo en la base del cerebro, el cual es responsable de nuestra coordinación y movimiento.

Además, la música y el baile son una forma divertida de ponerse en movimiento. La teoría de la música, estado de ánimo y movimiento (MMM) propone que “la música altera el estado de ánimo, es una señal para el movimiento, y hace más disfrutable la actividad física llevando a resultados de salud mejorados de peso, presión arterial, azúcar en sangre y manejo del factor de riesgo cardiovascular, y calidad de vida mejorada.” Así que ¿qué está esperando? ¡Levántese y póngase en movimiento!

Música de Ballet Clásica en Calm Radio

Estamos aquí para ayudarle a ponerse en movimiento. Permita que la elegancia y belleza sonora de las obras de arte de ballet de Tchaikovsky, Stravinsky, y todos los compositores ofrecidos en nuestro canal Ballet le pongan de pie.

Además de buscar música para moverse, tenemos música para meditar, dormir, trabajar, y relajarse. Visite nuestra Guía de Canales para explorar.

¡Feliz escucha y Feliz baile!

Escuche canales de manera ilimitada en múltiples dispositivos todos los días, durante todo el día.

Disfrute de su música en cualquier lugar, sin necesidad de una conexión a Internet. Calm Radio le ofrece experiencias acústicas únicas (música seleccionada, sonidos de la naturaleza, ambientes tranquilos), para que PUEDA trabajar, PUEDA concentrarse, PUEDA relajarse y PUEDA dormir.

  • Windows
  • macOS
  • Android
  • iOS
  • Alexa
  • Sonos
  • Apple TV 4
  • Roku