Lugares - ES

Disonancia: Un escándalo musical barroco

Por Joelle Morton

Comenzaba el siglo diecisiete y con él vino una enorme controversia musical. En Bolonia, en el año 1600, un escritor prominente publicó una dura carta sobre las "imperfecciones de la música moderna" proclamando que era totalmente "bárbara" y "un pecado contra la naturaleza".

¿Qué pudo ser tan terrible para desatar tal ira? El tema de discusión fue el uso de la disonancia (tonos disonantes, sobre todo los repentinos) para atraer la atención del oyente y subrayar el significado del texto.

 

El autor realizó una ejecución de madrigales de un autor desconocido, que rompió con todas las reglas que han sido seguidas durante cientos de años. Consideraba que era totalmente insensato ser sometido a tales "sonidos estridentes" que los consideraba "discordantes y poco amable para los oídos".

 

Su carta recibió mucha atención a la vez que reacciones encontradas. Había muchas personas que compartían su opinión, especialmente los que estaban relacionados con la música religiosa, donde la meta principal era provocar temor reverencial al oyente como una manera de glorificar y adorar a Dios. Pero muchos otros sentían con igual intensidad que la vida misma es complicada y difícil y la música debería comunicar toda clase de experiencias y emociones humanas.

El debate fue veloz y frenético y le llevó un tiempo al compositor original de los madrigales juntar el suficiente apoyo y coraje para hacerse responsable de la autoría y de la responsabilidad. Pero en el año 1607, Claudio Monteverdi hizo exactamente eso, diciendo que su estilo de composición era intencional y creado para "satisfacer tanto la mente como los sentidos". Describía al antiguo estilo como enfocado a la perfección de la armonía, mientras que el nuevo estilo se centraba en la melodía, y hace "de las palabras la amante de la armonía".

Aunque el uso de la disonancia de Monteverdi puede ser visto como tibio para los oídos del siglo 21, en su momento fue un enfoque novedoso. Se estableció una clara percepción de "melodía" versus "complemento", que en palabras de Monteverdi "construidas sobre las bases de la verdad". Esta aproximación abrió la puerta para un lenguaje armónico más rico y amplio, que se siguió expandiendo en toda clase de música en los últimos 400 años.

Escuche canales de manera ilimitada en múltiples dispositivos todos los días, durante todo el día.

Disfrute de su música en cualquier lugar, sin necesidad de una conexión a Internet. Calm Radio le ofrece experiencias acústicas únicas (música seleccionada, sonidos de la naturaleza, ambientes tranquilos), para que PUEDA trabajar, PUEDA concentrarse, PUEDA relajarse y PUEDA dormir.

  • Windows
  • macOS
  • Android
  • iOS
  • Alexa
  • Sonos
  • Apple TV 4
  • Roku